Las cuentas pendientes del Barça en su vuelta: la crisis de Bartomeu, los fichajes y la renovación de Messi

El Barcelona ya ha vuelto al trabajo. Después de pasar las pertinentes pruebas médicas, así como los test del coronavirus, este viernes los primeros futbolistas blaugranas así como Quique Setién y Eder Sarabia se dieron cita en Sant Joan Despí.

Tal y como marcan las directrices del plan de desescalada del Gobierno, los jugadores han comenzado a trabajar de manera individual, divididos entre los campos 2 y 3 y respetando la distancia de seguridad requerida por los organismos sanitarios durante su estancia en la Ciudad Deportiva Joan Gamper.

La vuelta al trabajo no solo se centra en la parcela deportiva, sino también en los despachos. Durante los últimos meses la polémica se ha instalado en la entidad azulgrana. Desde el famoso ‘Barçagate’, al golpe de Bartomeu en su junta directiva y los rumores sobre la complicada relación entre el presidente y Messi.

La delicada situación de Bartomeu
La posición de Josep Maria Bartomeu se ha puesto en entredicho. Su presunta vinculación con una empresa para limpiar su imagen y cargar contra varios importantes ex de Can Barça, así como con actuales futbolistas culés como Messi y Piqué fue solo el principio del escándalo.

Desde su propia junta no gustaron estos movimientos ni tampoco la posición del presidente. Ello acabó con un golpe de autoridad relegando a algunos miembros de la directiva, que acabaron dimitiendo por esto. Entre ellos Emili Rousaud. El que hasta hace tan solo unos meses era vicepresidente y delfín de Bartomeu.

Rousaud era el elegido para seguir una línea continuísta en el club, ya que en 2021 hay elecciones y Bartomeu no puede presentarse a los comicios. El actual mandamás blaugrana no tiene pensado dejar su puesto hasta que se acaba su mandato, pero ahora tiene más enemigos que amigos dentro de la institución.

El parche de Quique Setién
Una de las decisiones más discutidas de Bartomeu fue la de destituir a Ernesto Valverde y nombrar a Quique Setién como su sucesor. El técnico cántabro no era uno de los favoritos para sentarse en el banquillo del Camp Nou, ya que primero sonaron otros nombres como los de Xavi o Koeman y ambos rechazaron la oferta.

Setién aterrizó así en la Ciudad Condal, en medio de aguas muy convulsas y con la tarea de tener que demostrar que es mucho más que un parche. Antes del parón, los culés habían recuperado el liderato de La Liga y se mantenían a la espera de lograr el billete para los cuartos de la Champions League.

El cántabro se presenta así en una situación en la que debe demostrar mucho en los próximos meses. Un batacazo en cualquiera de las dos competiciones en las que el Barça sigue vivo podría poner en duda su continuidad, aunque su contrato va más allá del final de la presente campaña.

La sombra de técnicos como Koeman o el propio Xavi persigue a Setién. Las elecciones de 2021 pueden suponer un antes y un después en el banquillo del Barcelona, ya que opciones como la de Xavi Hernández parecen ir ligadas a algunas candidaturas ya confirmadas, en su caso la de Víctor Font.

Renovación de Messi
Otro de los puntos calientes en Can Barça es la renovación de Leo Messi. El argentino tiene contrato con la entidad azulgrana hasta junio de 2021 y aunque su continuidad se ha puesto en entredicho, él mismo ha calificado como ‘fake news’ los rumores que le han colocado en el Inter de Milán.

El ’10’ siempre ha mantenido que le gustaría acabar su carrera en la élite en el Barcelona. Messi ha protagonizado un buen número de renovaciones desde que forma parte del primer equipo culé, pero en esta última etapa se ha resistido a las negociaciones con Bartomeu.

No es ningún secreto que hay un gran cisma entre futbolista y directiva. De hecho, el propio Leo ha cargado contra miembros de la total confianza de Bartomeu como Abidal de forma pública a lo largo de esta temporada. Messi parece evitar la foto con el actual presidente en la firma de su siguiente renovación.

Salidas y fichajes
El mercado de fichajes no será el mismo al que se ha acostumbrado durante los últimos años. Los precios de los futbolistas bajan por la crisis del coronavirus y los clubes tampoco podrán hacer frente a un gran número de operaciones. En el Camp Nou no será diferente.

Futbolistas como Rakitic o Arturo Vidal tienen un buen mercado y podrían abandonar la disciplina azulgrana en los próximos meses. Incluso se ha llegado a hablar de la partida de Semedo o de Ansu Fati, aunque el joven talento culé solo se marcharía en calidad de cedido.

El Barça fue el primer club de Primera que se aferró a la medida del ERTE cuando se suspendió La Liga hasta nuevo aviso. Las cuentas son delicadas y por ello asombra aún más que se hable de nombres como los de Lautaro Martínez y Neymar. Pese a que la prensa catalana habla de que podrían llevarse a cabo ambas operaciones, la realidad parece muy distinta.

El argentino del Inter de Milán parece ‘estar loco por la música’. Desde su entorno han dejado entrever que Lautaro estaría encantado de poder jugar al lado de Messi y en Italia hablan incluso de que algún futbolista blaugrana podría entrar en la operación para rebajar el coste final.

La operación de Neymar parece más complicada. El PSG no dejará salir a cualquier precio al brasileño, por el que pagó allá por el año 2017 la cifra récord de 222 millones de euros. El jugador quiere volver al Camp Nou, pero su salida podría posponerse una temporada más, al igual que la de Mbappé.

Leave a Reply