El Sevilla bloquea al Barcelona y el Real Madrid tiene el liderato a tiro

El FC Barcelona salió del Ramón Sánchez Pizjuán con sólo un punto. El Sevilla demostró cómo se debe bloquear a los culés, y aunque estos tuvieron sus oportunidades, se quedó corto.

Aunque la primera ocasión del partido fue de Koundé, el Barcelona tuvo mejores ocasiones. El control del conjunto blaugrana no se tradujo en goles, y la insistencia de Messi en anotar el gol 700 se quedó en agua de borrajas.

Y eso que se libró de una posible amonestación, cuando al final de los primeros 45 minutos le dio un empujón a Diego Carlos como venganza de una patada previa que le había dado. La tángana consiguiente se saldó con amarillas para Busquets y Fernando, que participaron en el lío.

Aún con cierto calentón por lo visto en los instantes finales de la primera mitad, Ter Stegen tuvo que lucirse al empezar la segunda mitad, con dos buenas acciones. Especialmente un disparo a bocajarro de Lucas Ocampos, primero, y de Munir, después, con un fuerte chut.

El cambio de dibujo que propiciaron las sustituciones (Braithwaite, titular, dejó su sitio a Arthur) le salió algo mejor a Setién, ya que ganó algo de posesión en el campo, pero no fue suficiente.

En un partido en constante tensión, no fue hasta el 88 cuando Luis Suárez, titular cinco meses después, tuvo un gran disparo que se fue alto. La mejor ocasión culé, con mucho, de todo el encuentro. Pasado ya el 90, Reguilón marró una posición perfecta que disparó con la pierna derecha.

El córner final a favor del Sevilla se quedó en nada y el Barça cedió los primeros puntos después del confinamiento. Si el Real Madrid gana el domingo en el Reale Arena, será líder.

Leave a Reply