El fútbol español se la juega en Europa un año antes de la UEFA Conference League

El fútbol español no vive su mejor momento. Como sucediera con la Selección, los clubes de La Liga han ido perdiendo jerarquía en las competiciones continentales y lo que antes eran triunfos constantes, ahora son derrotas y sorprendentes eliminaciones. Al menos eso sucedió la temporada pasada y se espera revertir en esta campaña 2020/2021 marcada por el coronavirus.

Por el momento, La Liga no ha podido rearmarse en el mercado de fichajes como el resto de competiciones nacionales. Los equipos españoles, a excepción del Barcelona, no aparecen en lo más alto en cuanto a inversión en traspasos se refiere. Además, en términos totales también se ha comprobado un notable descenso a la par que otras ligas como la francesa o italiana adelantaban a la española.

Esta nueva temporada se afrontaba como un reto, con cuatro clubes en la Champions y tres en la Europa League. Y varios de ellos ocupando posiciones de favoritos para llegar lejos en ambos torneos. Sin embargo, el inicio en la élite no ha sido el mejor con solo una victoria de cuatro posibles, mientras que en la segunda competición todo han sido triunfos.

Resultados a mejorar y que además se producen en la última temporada con el panorama europeo tal y como se conoce. A pesar de que haya pasado desapercibido para la mayoría de aficionados españoles, la próxima campaña un club de La Liga jugará la UEFA Conference League, la tercera y nueva competición creada por el organismo continental y que tiene como objetivo dar visibilidad a más clubes de menor relevancia. El fútbol español se la juega justo un año antes de que se juegue.

Bajón en Champions
Los últimos recuerdos de la ‘Orejona’ no son nada buenos para el fútbol español. Lisboa se antojaba como un formato exprés de gran nivel y atracción. Los tres equipos de La Liga que competían por un puesto, además, partían con muchas opciones. El Real Madrid había ganado La Liga, el Barça necesitaba redimirse y el Atlético, a partido único, podía hacer mucho daño.

Sin embargo, el conjunto de Zidane cayó eliminado en octavos ante el Manchester City. Y ya en Lisboa, el Atlético de Madrid se marchó contra todo pronóstico en el duelo ante el Leipzig marcando un gran fracaso para la entidad en el año donde se veían muchas opciones de hacerse con el título. El Barcelona, por su parte, recibió una histórica goleada ante el Bayern y que desató una crisis interna que sigue vigente.

En este inicio de campaña continental, tras una jornada, solo el Barcelona ha conseguido llevarse los tres puntos. Ante un rival menor y con goleada, pero dejando buenas sensaciones. El Real Madrid dio la sorpresa perdiendo ante el Shakhtar y aumentando una crisis ya cerrada tras ganar El Clásico, y el Atlético se llevó otro varapalo ante un Bayern muy superior. El Sevilla, campeón de la Europa League, sacó un meritorio empate ante el Chelsea.

Solo una victoria de cuatro posibles y que no reconducía el camino del fútbol español en la Champions.

La baza de la Europa League
La temporada pasada ya tuvo dos grandes representantes y que, además, llegaron muy lejos. El Getafe le plantó cara a todo un Inter de Milán y el Sevilla, como ya es conocido, se llevó el título dejando muy buenas sensaciones y reforzando el proyecto de Julen Lopetegui.

Durante esta nueva campaña, el Villarreal y la Real Sociedad partían como favoritos de La Liga. Sin embargo, fue el Granada, disputando por primera vez la competición, el que más focos atrajo. El combinado andaluz venció al PSV con un partido perfecto y se ha colocado como una de las posibles revelaciones de la temporada. A diferencia de la Champions, en la Europa League hubo un tres de tres.

La Conference League
Esta nueva competición está pasando desapercibida para la mayoría de aficionados, pero se pondrá en funcionamiento la próxima temporada y tendrá una gran relevancia. El que termine ganando el torneo tendrá un billete directo para la Europa League.

La UEFA Conference League se creó en 2018, en 2019 se anunciaron sus principales características y en la 2021/2022 ya se estará desarrollando. Tendrá los mismos partidos que la Europa League y se mantendrá, como mínimo, hasta 2024. Una fecha importante, pues la UEFA prevé realizar cambios en el formato de la Champions a partir de dicha edición.

La Conference League tendrá ocho grupos de cuatro equipos. Los campeones de cada grupo irán a octavos y los segundos y terceros disputarán unos playoffs previos. Su existencia supondrá reducir de 48 a 32 los equipos de la Europa League. Y, ¿cómo se llega?

La UEFA ya lo explicó. Los 32 participantes saldrán: de la «ruta principal» de la UEFA Conference League, con 17 plazas; cinco procedentes de la «ruta de campeones» de la competición y diez equipos eliminados de los playoffs de la Europa League.

La competitividad es máxima. El sexto o séptimo de La Liga -según si el ganador de la Copa del Rey termina entre los seis primeros-, tendrá el billete. Será el único del fútbol español que lo haga, al igual que Inglaterra, Italia, Alemania y Francia. Una previa en verano y billete asegurado. Un nuevo campeonato para recuperar la imagen del fútbol nacional.

Leave a Reply