De Messi a Ansu Fati: los relevos de estrellas en los grandes clubes de Europa

Ansu Fati. 17 años y titular en el Barcelona. Así lo ha sido en los últimos seis partidos consecutivos del combinado azulgrana. La razón no es otra que la operación de Luis Suárez que le mantendrá alejado de los terrenos de juego durante varios meses, pero no deja de ser chocante ver a un ‘niño’ encadenar tantas titularidades en uno de los equipos más importantes de todo el mundo.

Su irrupción es lo más parecido en los últimos años a lo que se vivió con un tal Leo Messi en 2004. El argentino entonces tenía 17 años y tres meses cuando le llegó el momento de debutar con el primer equipo -Ansu, más tempranero todavía, lo hizo con 16 años y nueve meses-. Ahora el ’10’ tiene 32 años y, aunque en el Barça ni quieren imaginar que llegue el día, es una realidad que su final se acerca. Por ello, la aparición de Ansu Fati es tan simbólica.

Messi ha encontrado en Ansu Fati su mejor socio ante la ausencia de su amigo Suárez. Le busca y le encuentre. Algo similar a lo que hacía Ronaldinho con él en sus inicios. Ahora Leo hace las veces de maestro con Ansu, aunque no sería justo para la joya culé compararle desde ya con el único futbolista en poseer seis Balones de Oro y considerado por unos tantos como el mejor futbolista de todos los tiempos.

Ansu Fati puede ser la mejor noticia para el Barcelona de cara a los últimos años de Messi si se acaba cumpliendo su prometedora proyección. Y es que encontrar un heredero cuando se acerca el fin de la carrera de una figura tan importante nunca es una tarea fácil. El Barça quiere que Ansu Fati sea su ‘nuevo’ Messi y otros grandes equipos de Europa buscan sustitutos para algunas de sus estrellas ya en avanzada edad deportiva.

Odegaard, el ‘nuevo’ Modric

En el eterno rival, el Real Madrid, hay un claro ejemplo: Luka Modric. El croata, pieza fundamental en el Madrid durante los últimos siete años, tiene ya 34 años y esta temporada ya está gozando de menos minutos, dejando su sitio en la mayoría de los partidos a Fede Valverde. El uruguayo por el rol que ha cogido podría ser su ‘heredero’, pero el Madrid tiene reservado el testigo del croata a otro de sus jugadores: Martin Odegaard.

No es un canterano como tal, como sí lo es Ansu Fati en el Barça, pero Odegaard pertenece al Madrid desde los 16 años. Sabe lo que es formarse en el Castilla y ha estado entrenándose con el primer equipo en numerosas ocasiones. Lleva tres años cedido entre Heerenveen, Vitesse y la Real Sociedad, clubes en los que ha completado su proceso de crecimiento. En la capital le quieren de vuelta este verano, que podría coincidir con la salida de Modric rumbo a la MLS. Odegaard ocuparía su sitio.

Foden, la joya de Pep
En la Premier hay otro claro ejemplo, el de David Silva y Phil Foden en el City. El futbolista canario se ha convertido en un emblema de los citizens desde que llegara procedente del Valencia, pero acaba de cumplir 34 años en enero y ya tiene decidido acabar su etapa en Manchester este verano al término de su contrato. Su relevo es Foden, la única gran promesa de las categorías inferiores del City que no se ha ido (los que emigraron fueron Jadon Sancho y Brahim Díaz) y que por posición tiene todo para tomar el relevo. Guardiola ya ha dicho en más de una ocasión que quiere que sea así.

Otro caso podría ser el del propio Sancho, como en estrella en ciernes que cogería el relevo de Marco Reus, histórico del Borussia Dortmund, aunque no son muchos los que confían en que el inglés haga carrera en el club alemán. Aunque en la Bundesliga, recientemente, se han visto dos casos similares, como son Gnabry y Coman, que han dado un paso al frente tras las salidas simultáneas de Robben y Ribéry.

Y esto también se aplica a las defensas. El líder del Liverpool es Virgil Van Dijk, que aunque todavía tiene cuerda para rato a sus 28 años, tiene en Joe Gomez una pareja de baile para muchos años. El inglés llegó a Anfield con 18 años recién cumplidos y ahora tiene 22. Otro ejemplo cogido con pinzas es el de Matthijs De Ligt, uno de los defensas más prometedores del mundo, que este verano llegó a la Juventus para aprender de dos veteranos en su trabajo: Chiellini y Bonucci.

Leave a Reply